Rebeldes sin causa

Hablan de libertad de expresión, pero no es más que vandalismo, solo destruyen sin importar el qué, no entienden ni su propia lucha, solo aprovechan su carta blanca para destruir. No les importa ninguna lucha, ni el honor, ni la vida, eso lo han dejado claro, no luchan por un bien común, eso también lo han dejado claro. Que no te engañen, no quieren un país mejor, solo quieren proyectar su enfermizo odio.

La línea que marca los límites

Queremos que nuestra pareja renuncie y oprima sus deseos en nombre de la lealtad, del amor, del compromiso… Pero déjame decirte que, eso no es amor, eso son cadenas, candados y vendas. Tú no quieres que te ame, tú quieres que se aferre a ti.