Ya no…

Me utilizaste para confortar tu soledad, y así como la mala hierba, absorbe y roba el agua y los nutrientes de las plantas que intentan crecer a su alrededor, así me absorbiste mi energía y mi tiempo, para calmar tu sed y sobrevivir en la sequía.

SOLTAR

Hay que saber soltar y saber soltarte porque, hay veces que no te dejan ir aún cuando tú ya lo tienes claro. Para mí ha sido siempre más difícil soltarme que soltar. No me pusieron fácil el poder irme…Yo dejo ir, lo tengo claro, no quisiera cargar con la culpa de ser la causante deSigue leyendo “SOLTAR”