el RESPETO

Tienes toda la libertad para odiarme, pero ódiame con respeto

Sira

Y si reflexionamos un poco sobre el RESPETO

¿En qué se basa el respeto, y por qué se encuentra tan poco en esta generación de cristal, que tanto lo reclama?

El respeto ha pasado a ser algo tan común en nuestras exigencias diarias, pero a mi parecer, ha dejado de tener el lugar que le corresponde.

Hoy en día te exigen respeto para todo, pero… El obligarme a respetar algo, que no me inspira respeto ¿No es una falta de respeto?

¡¡Que no te explote la cabeza!! ¿Por qué, esta nueva generación se cree tener derecho a él, por gloria divina?

Indaguemos un poco, lo justo para que no te aburras, ni se me vaya a mi la cabeza por otros lares, que con este temita tendría para hacer un libro.

El respeto es una condición de persona, un valor, una cualidad del ser humano, que no todo el mundo tiene, pero… Querido lector, todo el mundo tiene derecho a tener… El respeto, es como la dignidad o los principios, los tienes o no los tienes, los tienes más o menos marcados.

No todos tenemos los mismo valores ni principios, igual que no todos crecimos con ellos, ni fuimos educados con los mismos criterios, es más; hay personas que no tienen ninguno de los dos, y no porque alguien le prohibiera tenerlos, <<obviamente>> sino que, eso crece con uno, o no. Depende factores, como la educación, pero sobre todo el del ejemplo, porque no hay mayor maestro que el ejemplo.

Si un niño crece viendo cada día como sus padres, sus hermanos mayores, sus primos… Tienen respeto a las personas mayores, no me refiero a que le digan al niño <<hay que respetar a los mayores>> ¡No! Me refiero a que, él vea como sus padres o las personas de su entorno más cercano, respetan a los mayores, los escuchan con paciencia, los tratan de usted, les muestra afecto, ayuda, cortesía y demás… El niño crecerá entendiendo que así se respeta a los mayores, que es lo normal y que así es el respeto.

En cambio si les sueltas la frase hecha de <<hay que respetar a los mayores>> pero te ven gritar a la abuela, tratarla bruscamente, no teniéndola en cuenta, ignorándola, no tenerle consideración ninguna.

Crecerán creyendo que eso es algo normal, que respetar es eso, una simple palabra sin efecto, sin significado real, que queda bonita en nuestras retahílas de derechos y exigencias egoístas, y que se queda ahí, sin cumplimiento ni valor alguno.

Una gran parte de esta nueva generación, no muestra tener ese valor del respeto, pero si la capacidad para exigirlo. La culpa no está en ellos. Si no desarrollaron ese valor, entre otras cosas habrá fallado el ejemplo, también habrá fallado el mensaje, como que les llegó a medias, alguien les dijo que deben ser respetados a toda costa, hagan lo que hagan y tienen que exigir ese derecho divino, pero nadie les enseñó a respetar, ni lo que son las bases del respeto.

El respeto, como la dignidad, la integridad de la persona comienza por uno mismo, si tú no te respetas a ti mismo no serás capaz de respetar a los demás, y con ello no serás digno de respeto.

El respeto, es la base de la convivencia pacífica, es lo que nos marca los límites morales, y nos hace no ir en contra de la integridad emocional y física de los demás.

Respétate… respeta… puede haber alguien copiando tu ejemplo, no lo olvides…

2 comentarios sobre “el RESPETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: